¿Por qué la auto compasión es más saludable que la autoestima?


La gran angustia de la vida moderna es esta: no importa cuánto lo intentemos, sin importar qué tan exitosos seamos, no importa cuán buenos padres, trabajadores o cónyuges seamos, NUNCA es suficiente. Siempre hay alguien más rico, delgado, inteligente o más poderoso, alguien que nos hace sentir pequeños en comparación. El fracaso de cualquier tipo, ya sea grande o pequeño, es inaceptable. ¿Cual es el resultado?; Los terapeutas, las compañías farmacéuticas y los pasillos de autoayuda de las librerías están sitiados por personas que sienten que no están bien como están.

¿Qué hacer?

Una respuesta ha venido en forma de autoestima. A lo largo de los años, ha habido literalmente miles de libros y artículos de revistas que promueven la autoestima: cómo obtenerla, criarla y conservarla. La búsqueda de una alta autoestima se ha convertido en una religión virtual, pero la investigación indica que esto tiene serias desventajas.

Nuestra cultura se ha vuelto tan competitiva que necesitamos sentirnos especiales y por encima de la media para simplemente sentirnos bien con nosotros mismos (llamar "promedio" para ser un insulto también).

La mayoría de las personas, por lo tanto, se sienten obligadas a crear lo que los psicólogos llaman un "sesgo de mejora personal": inflarnos y derribar a los demás para que podamos sentirnos superiores en comparación.

Sin embargo, esta constante necesidad de sentirse mejor que nuestros compañeros humanos conduce a una sensación de aislamiento y separación. Y luego, una vez que tienes alta autoestima, ¿cómo la mantienes?....

Es un viaje emocionante una montaña rusa, nuestro sentido de autoestima rebota como una pelota de ping-pong, subiendo y bajando al ritmo de nuestro último éxito o fracaso.

Una de las consecuencias más insidiosas del movimiento de la autoestima durante las últimas décadas es la epidemia del Narcisismo. Jean Twenge, autor de Generación Yo, examinó los niveles de narcisismo de más de 15,000 estudiantes universitarios de EE. UU. Entre 1987 y 2006. Durante ese período de 20 años, los puntajes de narcisismo se dispararon: el 65 por ciento de los estudiantes modernos obtuvieron puntajes más altos en narcisismo que Generaciones previas. No es coincidencia que los niveles promedio de autoestima de los estudiantes aumentaron por un margen aún mayor durante el mismo período.

La autoestima también se ha relacionado con la agresión, el prejuicio y la ira hacia aquellos que amenazan nuestro sentido de autoestima. Por ejemplo, algunos niños construyen sus egos golpeando a otros niños en el patio de recreo. No es saludable.

Por supuesto que tampoco queremos sufrir de baja autoestima, ¿cuál es la alternativa?

Hay otra manera de sentirse bien con nosotros mismos: la auto compasión.

La auto compasión implica ser amable con nosotros mismos cuando la vida no funciona o si notamos algo sobre nosotros mismos que no nos gusta, en lugar de ser fríos o duros , llenos de autocríticas. Es reconocer que la condición humana es imperfecta de modo que nos sentimos conectados con los demás cuando fallamos o sufrimos en lugar de sentirnos separados o aislados. También implica la Atención Plena: el reconocimiento y la aceptación sin prejuicios de las emociones dolorosas a medida que surgen en el momento presente. En lugar de reprimir nuestro dolor o convertirlo en una telenovela personal exagerada, nos vemos a nosotros mismos y a nuestra situación con claridad.

Es importante distinguir la autocompasión de la autoestima.

La autoestima se refiere al grado en que nos evaluamos positivamente. Representa cuánto nos gustamos o valoramos a nosotros mismos, y a menudo se basa en comparaciones con otros. En contraste, la autocompasión no se basa en juicios o evaluaciones positivas, es una forma de relacionarnos con nosotros mismos. Las personas sienten auto compasión porque son seres humanos, no porque sean especiales y estén por encima de la media.

Hace hincapié en la interconexión en lugar de la separación. Esto significa que con la auto compasión, no tiene que sentirse mejor que los demás para sentirse bien consigo mismo. También ofrece más estabilidad emocional que la autoestima porque siempre está ahí para usted, cuando está en la cima del mundo o cuando se cae al piso.

Las investigaciones indican que la autocompasión ofrece los mismos beneficios que la autoestima (menos depresión, mayor felicidad, etc.) sin sus desventajas. En una gran encuesta realizada con más de 3000 personas de diversos ámbitos de la vida, por ejemplo, se descubrió que la auto compasión se asociaba con sentimientos mucho más estables de autoestima (evaluados 12 veces diferentes durante un período de 8 meses) que la autoestima.

Esto puede estar relacionado con el hecho de que la auto compasión también se encontró menos dependiente de cosas como el atractivo físico o las actuaciones exitosas que la autoestima. Además, la autoestima tenía una fuerte asociación con el narcisismo, mientras que la autocompasión no tenía relación con el narcisismo.

Otro estudio pidió a las personas recordar un fracaso, rechazo o pérdida anterior que los hizo sentirse mal consigo mismos. A un grupo de participantes se le pidió que pensara sobre el evento de manera que aumentara su autocompasión. A otro grupo se le pidió que pensara sobre la situación de forma que protegiera o reforzara su autoestima. Las personas que recibieron la instrucción de auto compasión informaron menos emociones negativas cuando pensaban en el evento pasado que aquellas en la condición de autoestima. Además, aquellos en la condición de autocompasión asumieron una responsabilidad más personal por el evento que aquellos en la condición de autoestima. Esto sugiere que, a diferencia de la autoestima, la autocompasión no lleva a culpar a los demás para sentirse bien consigo mismo.

En lugar de perseguir sin descanso la autoestima como si fuera la olla de oro al final del arcoíris, argumentamos que podríamos alentar el cultivo de la autocompasión. De esa manera, ya sea que estemos en la cima del mundo o en la parte inferior del montón, podemos abrazarnos con un sentido de bondad, conexión y equilibrio emocional. Podemos proporcionar la seguridad emocional necesaria para vernos a nosotros mismos con claridad y hacer los cambios que sean necesarios para abordar nuestro sufrimiento.

Podemos aprender a sentirnos bien con nosotros mismos no porque seamos especiales y superiores a la media, sino porque somos seres humanos intrínsecamente dignos de respeto.

Kristin Neff is Co-Founder of the Center for Mindful Self-Compassion.

http://self-compassion.org

Te esperamos este domingo 03 de Junio de 10 a 17 hs a nuestra Jornada de Silencio para adentrarse en las prácticas de la compasión y Mindfulness en la maravilla del silencio y la quietud.

Para mas información info@foromindfulness.com


5 vistas

​© 2020 Corrine Stoewsand

SIGUENOS

  • Facebook - White Circle